El Carnaval de Santa Cruz de Tenerife 2018 gira en torno a la fantasía

Los trofeos que serán entregados a todos los galardonados también parecen sacados de un fantástico cuento. Estos premios realizados por Tipomedia tienen su propia historia.

Había una vez una idea que quería ser materializada y convertirse en realidad, y dos personas que querían hacerla posible.

Era una idea inspirada en el Cartel del Carnaval de 2018, lo que la hacía más especial aún. Comenzaron dibujando el boceto desde el que partió el viaje para conseguir el producto final. Lo imprimieron sobre papel y lo hicieron a escala para comenzar a trabajar.

A partir de ahí el camino se llenó de trabajo artesanal y delicadeza. Moldearon con plastilina varios bocetos en alto relieve hasta llegar al modelo definitivo del trofeo del Carnaval y realizaron un molde flexible en negativo para poder reproducir las piezas en positivo de manera continuada. Para ello utilizaron un material especial; una pasta cerámica ecológica que aportaba todo lo que ellos querían transmitir con los trofeos.

Una vez hecho el primero, continuaron hasta conseguir cincuenta y siete piezas iguales y, a la vez, todas ellas acabarían siendo únicas.

Ahora quedaba darles vida: las pintaron una a una y les añadieron purpurina, consiguiendo unos trofeos llenos de color, carnaval y fantasía.

Para sujetarlos crearon unas bases de acero inoxidable cortadas a radial, a las que añadieron fieltro para que fueran apoyadas con mayor comodidad.

Finalmente, y para que pudieran convertirse en verdaderos trofeos, añadieron en cada pieza una placa hecha con una técnica de sublimación que acreditaba a los ganadores de los diferentes concursos del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife.

Así fue como esta idea se plasmó en la realidad y consiguió ser un año más otra pieza artística que se suma al patrimonio y la historia del emblemático Carnaval de Santa Cruz de Tenerife.

¿Cómo se hicieron los trofeos de Carnaval de Tenerife 2018?